Lidia González

Mostrando todos los resultados 5

BUENOS AIRES, 1955

» El registro fotográfico de mujeres de espaldas y las manifestaciones sociales fueron la puerta de entrada a un dibujo expandido y conmovedor.
La máquina de coser y mi propia mano son herramientas con las que dibujo puntadas, hilos y nudos, mujeres que se manifiestan en su recorrido».
Lidia González arquea la espalda, como en un acto mimético para hacer sus costuras y, en esa tarea, es tan femenina que libera a sus personajes que caminan sobre el papel, realizando sus destinos.