Camilo Bojacá explora la relación entre arquitectura, naturaleza y paisaje

Por CARLOS PINTO

 

La surreal obra de Camilo Bojacá (1985, Colombia) explora la relación entre arquitectura, naturaleza y paisaje para concebir detalladas representaciones de la aparentemente dicotómica relación del hombre con su hábitat. En sus creaciones, la escala y otros elementos estructurales, tanto en sentido físico como conceptual, son pensados a partir del lenguaje del dibujo.

Sus imágenes acentúan habitualmente connotaciones políticas dirigidas a reflejar y subvertir la realidad tal y como la conocemos y experimentamos en forma de declaraciones visuales sobre la sociedad contemporánea.

Basándose en las iconografías del cuerpo humano en paralelo con las obras de construcción, los rascacielos y los elementos de los paisajes naturales (como las flores, los árboles, las colinas…) el artista aporta una comprensión crítica de las vulnerabilidades de las estructuras impuestas por la ciudad para el sometimiento de sus habitantes.

Si bien en la estética de la obra de Bojacá prevalece una serenidad mágica que descansa en la superficie bidimensional de la hoja en blanco, sus elementos dibujados no dejan de ser una toma de conciencia de los problemas de la misma, para hacer un comentario, una observación o simplemente para cuestionar el poder que tiene la imagen de afectar a los espectadores con nuevas posibilidades, historias y experiencias.

 

Imagen de portada: Camilo Bojacá next to his work Wound on the ground, 2016. Japanese ink and watercolor, 200 x 150 cm (detail). ENQUIRY

CAMILO BOJACÁ, Untitled, 2017. Graphite mine structure, 20 x 35 x 36,5 cm
CAMILO BOJACÁ, Untitled I, 2016. Charcoal and Japanese ink on hygrometer paper, 30 x 42 cm
CAMILO BOJACÁ, Untitled III, 2016. Charcoal and Japanese ink on hygrometer paper, 30 x 42 cm