Kerstin Drechsel: Notas para un diario de la disidencia

Por Marta Mantecón

 

El archivo de imágenes de Kerstin Drechsel conforma un valioso diario de dibujos que funcionan como una reserva de memoria y un espacio de agencia política con el que desarticular algunos clichés y estereotipos relativos a las construcciones binarias codificadas desde la heteronormatividad. La artista cuestiona las rígidas prescripciones de género abogando en su lugar por un feminismo queer que se manifiesta en las actividades que realizan las protagonistas de esta serie (tocar en una banda, boxear, pintar una pared u orinar), mientras afirman su identidad en el contexto público, más allá de cualquier binomio reductor. La artista se nutre de la cultura activista para habilitar otras maneras de pensar el cuerpo en su dimensión personal, social y afectiva, proponiendo todo un repertorio de conductas disidentes respecto a la vieja norma que identifica los comportamientos etiquetados como masculinos con los hombres y los femeninos con las mujeres.

Kerstin Drechsel prescinde de la línea y construye las formas solo a partir de manchas de color. La acuarela y el gouache le permiten abordar el gesto pictórico jugando con la transparencia u opacidad y llevando a cabo una gradación cromática que contribuye a concentrar la mirada en la imagen reforzando su valor expresivo, que prevalece sobre lo meramente descriptivo.

 

Top image: Kerstin Drechsel by Colin Davison

KERSTIN DRECHSEL, Untitled (Feuerladies) from Dritte_Haut, 2020. Watercolour and gouache on paper, 24 x 32 cm. Courtesy of Vane
KERSTIN DRECHSEL, Untitled (Fledermaustuch) from Dritte_Haut, 2021. Watercolour and gouache on paper, 32 x 34 cm. Courtesy of Vane
KERSTIN DRECHSEL, Untitled (Fledermaustuch) from Dritte_Haut, 2021. Watercolour and gouache on paper, 32 x 34 cm. Courtesy of Vane