Nedda Guidi: Adentrarse en un espacio otro

Por Marta Mantecón

 

Durante los años sesenta y setenta, la artista, docente y pensadora italiana Nedda Guidi lleva a cabo una significativa producción en el ámbito del dibujo que le servirá para formular una vía de expresión alternativa a la cerámica con la que tratará de trascender, tal como ella misma manifiesta, no solo la parte más sensorial –o ese contacto directo con la materia y la interrelación entre los cuatro elementos–, sino de formular ideas y problemas que ponen de manifiesto el valor de lo procesual más allá del objeto artístico.

Estas composiciones, en las que resuenan determinados parámetros del léxico informalista, le permiten abordar cuestiones que tienen que ver con los desarrollos modulares que luego trasladará a las tres dimensiones, así como la aplicación de nuevas gamas cromáticas y texturas, la exploración de diferentes intersecciones entre planos y el desarrollo de formas abstractas de carácter geométrico.

A través del dibujo y la experimentación con ceras, tizas o gouaches, Nedda Guidi desarrolla una producción independiente con la que logra adentrase en un espacio otro, sin renunciar a las profundas connotaciones simbólicas que conectan su trabajo con los orígenes y, en particular, con la tradición de culturas mediterráneas como la civilización minoica, presente en alguna de sus series.

Imagen de portada: Cortesía de Archivio Nedda Guidi 

NEDDA GUIDI. Study for a Surface, 1964. Stained varnish and wax colors on paper, 44 x 32 cm
NEDDA GUIDI, Cretes, 1975. Colored chalk on thick paper, 38 x 56 cm
NEDDA GUIDI, “Foglio/superfice – andamento modulare” (Surface/sheet – modular development), 1964. Black chalks on paper, 40 x 54,6 cm